Biografía

Diana, princesa de Gales (n. Lady Diana Frances Spencer, Sandringham, 1 de julio de 1961-París, 31 de agosto de 1997), fue la primera esposa del príncipe Carlos de Gales, heredero de la Corona británica.

Diana Frances Spencer nació en el seno de una familia perteneciente a la aristocracia británica, siendo la hija menor del matrimonio formado por John Spencer, VIII conde de Spencer y su primera esposa, la honorable Frances Ruth Burke Roche, hija de Mauricio Roche, IV barón de Fermoy. Nació en Park House, Sandringham, Norfolk, Inglaterra, el 1 de julio de 1961 a las 6:45 de la tarde.

Bautizada en la iglesia de Santa María Magdalena por el reverendo Percy Herbert (rector de la iglesia y ex obispo de Norwich y Blackburn), tuvo como uno de sus padrinos a John Floyd, presidente de Christie’s.

Fue la tercera hija de la familia, precedida por lady Sarah Spencer (1955), lady Jane Spencer (1957) y John Spencer (1960); y seguida por Charles Spencer (1964). En rigor Diana no era de origen plebeyo (commoner), como es el caso de Catalina de Cambridge.

A raíz del divorcio de sus padres en 1969, Diana, su madre y su hermano menor tuvieron que ir a vivir a un apartamento en Knightsbridge, Londres, donde asistió a una escuela regular. Su madre fue demandada por la custodia de sus hijos y un testimonio de lady Fermoy en contra de su hija durante el juicio, contribuyó a la decisión del tribunal de otorgar la custodia de Diana y su hermano a su padre.

En 1976, John Spencer se casó con Raine, condesa de Dartmouth, única hija de la novelista romántica Barbara Cartland. Durante ese tiempo Diana viajó por todo el país, compartiendo tiempo con su padre en Northamptonshire, y con su madre en la isla de Seil frente a la costa occidental de Escocia. Al igual que sus hermanos, nunca llegó a vivir en compañía de su madrastra.

Educación

Diana se educó en la escuela Silfield Kings Lynn, en Norfolk; más tarde en Riddlesworth Hall también en Norfolk y West Heath Girls’ School en Sevenoaks, Kent, donde era considerada una mala estudiante.

En 1977, a la edad de 16 años, dejó West Heath y asistió brevemente al Instituto Alpin Videmanette, subsede de la escuela en Rougemont, Suiza. Fue entonces, mientras acompañaba a su hermana Sarah, cuando conoció en persona por primera vez a su futuro marido. Diana parece haber sobresalido en natación y buceo, pero su deseo era convertirse en bailarina, por lo que asistió a clases de ballet durante un tiempo.

Antes de cumplir 17 años se mudó a Londres, a un apartamento en la zona de Kensington y Chelsea, donde vivió hasta 1981.


Matrimonio

El 29 de julio de 1981 contrajo matrimonio en la Catedral de San Pablo de Londres con el príncipe Carlos de Gales, trece años mayor que ella. Todas las casas reales asistieron al enlace, con excepción del rey Juan Carlos I de España, quien declinó la invitación puesto que la luna de miel de la pareja incluía una escala en Gibraltar. En el momento de su matrimonio, lady Diana se convirtió en Su Alteza Real la princesa de Gales. A partir de entonces se convirtió en un personaje muy popular, tanto por su colaboración en obras humanitarias como por su carisma.

Su estilo de vestir o sus peinados eran imitados constantemente. El constante interés de la prensa por la figura de la Princesa la convirtió en una de las figuras más icónicas de la cultura popular a nivel mundial.

John Travolta bailando con la princesa Diana en 1985.

La relación con su esposo empezó a mostrar fisuras al terminar la década de los 80, y a comienzos de los años 90 hubo un distanciamiento entre ambos cónyuges.

La pareja real tuvo dos hijos muy deseados: los príncipes Guillermo (William) y Enrique (Harry).

Diana les inculcó una magnífica educación y valores humanistas y con ellos realizó actividades no típicas de la monarquía, con la firme determinación de que tuvieran una infancia normal a pesar de su estatus: los llevó a restaurantes de comida rápida, parques temáticos o bien a centros de tratamiento para enfermos y albergues de necesitados, procurando que sus hijos conocieran de primera fuente la situación de personas sin recursos.

En 1995, Diana ofreció a la cadena pública BBC una de las entrevistas más famosas, polémicas y tal vez la más memorable para el pueblo británico. En ella admitió públicamente la práctica de bulimia y autolesiones, o que era víctima de acoso diario por parte de fotógrafos, paparazis y periodistas. También se refirió al escaso apoyo por parte de la familia real; a sus propias infidelidades, y que el heredero al trono también cometió adulterio con su viejo amor (en clara referencia a Camilla Parker-Bowles) cuando el matrimonio empezó a ir mal. Finalmente propuso un concepto diferente de monarquía: vinculado más estrechamente con el pueblo.

En 1992 el matrimonio se separó de hecho, fractura que terminó en divorcio el 28 de agosto de 1996, privando a la Princesa de su categoría de «Alteza Real» , aunque conservando el título de Princesa de Gales.

Divorcio

El 28 de agosto de 1996, Diana se separó oficialmente de su marido, convirtiéndose en la única princesa no real de la historia del Reino Unido; sin embargo pudo mantener su residencia en el Palacio de Kensington. Su propósito era mantener buenas relaciones con la Familia Real Británica por el bien de sus hijos, (en ese momento, segundo y tercero en la línea de sucesoria).

Tras el divorcio, Diana tuvo que restituir a la Reina la Tiara de los enamorados de Cambridge, un obsequio de bodas que la Princesa había utilizado en múltiples ocasiones. Desde entonces Diana se centró en sus colaboraciones solidarias, proyectando una imagen aún más carismática y cercana. También prestó su imagen pública a diferentes organismos humanitarios y apareció en multitud de actos en beneficio de los sectores más marginados de la sociedad. Por aquel entonces ya era considerada un ícono de moda y elegancia a nivel internacional. Entretanto, la prensa sensacionalista continuó explotando todas las facetas imaginables de Lady Di.

Obras caritativas y filantropía

A fines de la década de 1980, la Princesa de Gales se hizo popular por su respaldo a causas humanitarias. Ayudó a niños pobres en África, figuraba al lado de personalidades como Nelson Mandela, el Dalái lama o la madre Teresa de Calcuta y también presidió numerosas fundaciones benéficas.

Diana decidió tomar un rol activo como Princesa de Gales en lugar de pasar sus horas en palacio. Se involucró con diversas causas, entre ellas la de pacientes con sida, drogadictos, ancianos, leprosos y niños con problemas de salud. Su último compromiso de esta índole tuvo que ver con la erradicación de las minas antipersona. Pocos días antes de su muerte, visitó Bosnia con la Red de Sobrevivientes de campos minados y se estima que su participación determinó varias acciones en contra del uso de este tipo de armamento. De hecho, la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1997.

                                               Muerte

El 31 de agosto de 1997 falleció como consecuencia de un accidente automovilístico al interior del Túnel de l’Alma, en la margen norte del río Sena, en París, Francia. Junto a ella perecieron también su novio Dodi Al-Fayed y el conductor del automóvil, Henry Paul. El único superviviente del accidente fue el guardaespaldas de Al-Fayed, Trevor Rees-Jones: nadie excepto él llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Princess Diana and Dodi Al Fayed memorial in Harrods Store,London

Mohamed Al-Fayed, padre de Dodi y dueño del Hotel Ritz Paris (lugar de trabajo de Henry Paul), ha dedicado varios años de su vida intentando comprobar una posible conspiración por parte de la Familia Real Británica y el Servicio Secreto Británico. Sin embargo, investigaciones llevadas a cabo en Francia no arrojaron indicios que respaldaran dicha tesis. Posteriormente, la Operación Paget (investigaciones realizadas por la policía metropolitana londinense, acerca de la muerte de Diana de Gales y Dodi Al-Fayed), efectuada en 2006, desechó por completo la idea de una conspiración.

Funeral

Aunque inicialmente la Familia Real se negó a conceder a Diana un funeral de Estado, las muestras de afecto y dolor por parte del pueblo británico obligaron a Buckingham a cambiar de parecer. El protocolo es muy estricto y los funerales con exequias de Estado se reservan para miembros de la casa real con rango de majestad, o en su defecto, a gobernantes nacionales relevantes. En el protocolo también existe un tipo de funeral llamado funeral real, reservado a miembros de la casa real con rango de alteza real, categoría en que la Princesa tampoco poseía en el momento de su muerte.

Así, y puesto que no existía normativa para una princesa del Reino Unido divorciada y madre del segundo y tercero en la línea de sucesión, hubo que acuñar un nuevo término para rendir honores fúnebres a Diana: “Un entierro único para una persona única”. Así lo definió un portavoz de la Familia Real, más de 24 horas después del accidente.

El cuerpo fue trasladado el martes 2 de septiembre a Londres desde la capital francesa. Simultáneamente, miles de ciudadanos anónimos habían depositado ramos de flores y cartas de condolencia en las verjas del Palacio de Buckingham. A su llegada fue trasladado a la Capilla Real del Palacio de St. James, residencia oficial del Príncipe de Gales, donde se habilitaron cuatro libros para permitir que todo visitante pudiera transmitir sus condolencias. El ataúd permaneció cerrado en todo momento pues los allegados a Lady Diana así lo quisieron. Hasta el sábado 6 de septiembre, fecha oficial del funeral de Estado, se decretó luto nacional y las banderas de todo el país ondearon a media asta.

El féretro, siempre cerrado y cubierto con el estandarte real y coronas de flores depositadas por sus hijos, fue trasladado en procesión sobre un carruaje arrastrado por cuatro caballos negros hasta la Abadía de Westminster. Tras él caminaban el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, el Príncipe de Gales, el hermano de la princesa, Charles, conde Spencer, quién pronunció un memorable y emotivo discurso-homenaje en el funeral, y los hijos de la princesa fallecida: Guillermo y Enrique. Una inmensa multitud, calculada en más de dos millones de personas, acompañó a la comitiva por las calles de Londres.

En la Abadía había numerosos representantes de la nobleza, la política y el círculo humanitario. No obstante, hubo notables ausencias –como embajadores y cónsules-, por no tratarse de un funeral de Estado propiamente dicho. Sí acudió, por ejemplo, Jacques Chirac junto a su esposa y, desde luego, el entonces flamante primer ministro británico Tony Blair, quien calificó a la difunta Diana como la Princesa del pueblo.

La ceremonia, propia de una reina, contó con la actuación en directo del cantante británico Elton John, amigo personal de la Princesa, quien interpretó el emotivo tema “Goodbye England’s Rose”, versión reescrita de su conocida Candle in the Wind.

El Adiós a Diana De Su Amigo Elton John

Adiós, rosa de Inglaterra;
que siempre crezcas en nuestros corazones.
Tú fuiste la gracia que se instaló
donde las vidas se separan.

Le gritaste a nuestro país,
y susurraste a los que sufrían.

 Ahora perteneces al cielo,
y las estrellas escriben tu nombre.

Y me parece que viviste tu vida
como una llama en el viento:
que nunca se apagó con el crepúsculo
cuando se impuso la lluvia.

Y tus pasos siempre se sentirán aquí,
entre las colinas más verdes de Inglaterra;
tu llama se apagó mucho antes
de lo que vivirá tu leyenda.

Hemos perdido el encanto;
estos días están vacíos sin tu sonrisa.

 Esta antorcha siempre la llevaremos
por la chica de oro de nuestra nación.

Y a pesar de que lo intentamos,
la verdad nos hace llorar;
todas nuestras palabras no pueden expresar
la alegría que nos diste a través de los años.

 Adiós, rosa de Inglaterra,
de un país perdido sin tu alma,
que echará de menos las alas de tu compasión
más de lo que puedas llegar a saber.

 

Concluido el funeral, el féretro fue trasladado por carretera hasta la capilla de Santa María en Great Brington, a dos kilómetros de Althorp House, la mansión donde creció Diana. El cuerpo fue inhumado como los del resto de miembros fallecidos de la familia Spencer, en una ceremonia estrictamente familiar.

Se comunicó que los restos mortales de la Princesa se colocarían en una isla artificial situada en los jardines de la finca, formada por 14 000 hectáreas. Se erigió un monumento conmemorativo en forma de templo con dos lápidas de mármol con inscripciones y una imagen de Diana, pero no está claro el lugar exacto donde fue enterrada.

Títulos, tratamientos, distinciones y armas

Monograma de Diana, princesa de Gales.

Títulos y tratamientos

  • 1 de julio de 1961 – 9 de junio de 1975La honorable Diana Frances Spencer.
  • 9 de junio de 1975 – 29 de julio de 1981Lady Diana Frances Spencer.
  • 29 de julio de 1981 – 28 de agosto de 1996Su Alteza Real la princesa de Gales (excepto Escocia); o bien, Su Alteza Real la duquesa de Rothesay (solo en Escocia).
  • 28 de agosto de 1996 – 31 de agosto de 1997: Diana, princesa de Gales.

Título oficial mientras estuvo casadaSu Alteza Real la princesa de Gales, condesa de Chester, duquesa de Cornualles, duquesa de Rothesay, condesa de Carrick, baronesa de Renfrew, señora de las Islas, princesa de Escocia.

Título oficial después de su divorcioDiana, princesa de Gales.

Distinciones

  • GBR Family Order Elizabeth II BAR.png Miembro de la Real Orden Familiar de la Reina Isabel II (1981).
  • EGY - Order of the Virtues - Supreme and first classes.svg Miembro de Clase Suprema de la Orden de la Virtud [Condecoración de Nishan al-Kamal] (12/08/1981).
  • Order of the Crown (Netherlands).svg Gran Cruz de la Orden de la Corona (18/11/1982).

“La mayor dolencia que el mundo sufre actualmente es el mal de la falta de amor. Sé que puedo dar mucho a esas personas carentes, por un minuto, una hora, un día o un mes, y es eso lo que quiero hacer. Es preciso que alguien que posea una vida pública pueda dar cariño y afecto a las personas, y hacerlas sentir importantes. Personas como yo pueden apoyarlas y ser una especie de luz en el final del túnel. Para mí ese es el único camino posible. Nada me hace más feliz que intentar ayudar a los más débiles y vulnerables de la sociedad. Si alguien que precisa de mí, me llama, voy a su encuentro no importa donde este. Me gusta tocar a las personas, es un gesto que me nace naturalmente, no es premeditado, brota del fondo de mi corazón. Nunca me consideré a mí misma como la reina de mi país. Me gustaría ser la reina del corazón del pueblo”. – Diana de Gales

“La amabilidad y el cariño de las personas me han llevado a través de algunos de los momentos más difíciles, y siempre su amor y afecto han facilitado el viaje.” ― Diana de Gales

“Nada me trae más felicidad que tratar de ayudar a las personas más vulnerables de la sociedad. Es un objetivo y una parte esencial de mi vida, una especie de destino.” ― Diana de Gales

“Hay que dejarse guiar por el corazón, no solo por la cabeza… Mi padre me enseñó a tratar a todos por igual y espero que William y Harry sigan mi ejemplo… que traten de entender las inseguridades, emociones, angustias, sueños y esperanzas de los más necesitados” ― Diana de Gales

Fuente Wikipedia:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.